Páginas vistas en total

30 mayo, 2012

Las trabas para importar

ARGENTINA 2012
Las trabas para importar ya afectan al 57% de las pymes
Restricciones al comercio / Se afianza la desaceleracion de la actividad fabril: Los pequeños industriales tienen problemas para abastecerse de insumos, según una encuesta: Por Alfredo Sainz | LA NACION
Lejos del objetivo oficial de proteger a los pequeños industriales, la mitad de las pymes locales afirman que están siendo perjudicadas por las restricciones a las importaciones impuestas por el Gobierno. Según un relevamiento privado, el 57% de las pequeñas y medianas empresas industriales sostiene que el sistema de control de importaciones que entró en vigor el 1° de febrero pasado repercutió en forma directa en su actividad.En la inmensa mayoría de los casos el impacto fue negativo, aunque también hubo un porcentaje minoritario -el 12% de las pymes- que reconoció que la medida tuvo un resultado favorable al ponerle una barrera al ingreso de bienes que compiten con su producción en el mercado interno.

El grueso de las empresas industriales sostienen que se vieron perjudicadas por la dificultad para importar insumos de producción, mientras que otro porcentaje relevante (16,5%) comenta que también están sufriendo el impacto de las dificultades y costos adicionales que implica la gestión de las declaraciones juradas con información sobre los productos por importar, que deben presentar las empresas ante diferentes organismos, como la Secretaría de Comercio Interior, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) o el Registro Nacional de Armas (Renar).

Los datos sobre el impacto de las restricciones para importar en las pequeñas y medianas empresas se desprenden de una encuesta realizada en abril por la Fundación Observatorio Pyme entre 430 industriales de todo el país. El Observatorio Pyme es una entidad sin fines de lucro fundada por la Università di Bologna, la Organización Techint y la Unión Industrial Argentina (UIA), que realiza esta encuesta en forma trimestral desde hace más de siete años.

"Está claro que en una economía abierta como la de la Argentina el tema de los insumos es clave para las pymes. Igualmente, el sondeo da cuenta de un porcentaje de las empresas perjudicadas pero sin medir el grado de intensidad de las dificultades y el impacto que tienen las restricciones en su funcionamiento", explicó Vicente Donato, director del Observatorio Pyme.

De acuerdo con el mismo relevamiento, los problemas de las pymes no se terminan en las trabas que impuso Guillermo Moreno al comercio exterior. En el primer trimestre de 2012 se registró un estancamiento del nivel de actividad de las pymes industriales, que prácticamente no aumentaron sus cantidades vendidas respecto del trimestre anterior -con una suba del 0,7%- ni en términos interanuales (con un alza del 0,5 por ciento).

Anticipo
En el Observatorio Pyme destacan que los pequeños industriales en realidad lo que están haciendo es anticipar el comportamiento del resto de las empresas. "Esta desaceleración en el nivel de actividad, que de acuerdo con diferentes fuentes privadas y oficiales actualmente se da en el total de la industria manufacturera nacional, para las pymes del sector ya había comenzado a evidenciarse a partir del tercer trimestre de 2011", señaló el estudio privado.

En cambio, el índice que sí siguió creciendo con fuerza fue la facturación del sector, con un incremento interanual del 19,6%, lo que da cuenta del impacto de la inflación en la actividad industrial.

Las pymes industriales además continúan sin generar nuevo empleo. El nivel de ocupación se mantuvo estable en el primer trimestre con relación al cuarto de 2011, con un incremento de apenas 0,4%, mientras que la variación anual directamente fue negativa, con una caída del 2,3 por ciento. Por su parte, en los primeros meses de este año también disminuyó el nivel de demanda percibido por las pymes industriales. El 43% de los empresarios consultados calificó de "débil" la cartera de pedidos durante el primer trimestre de 2012, lo que implica un incremento de casi 18 puntos porcentuales en relación con el 25% que se había pronunciado en el mismo sentido en el mismo período de 2011.
La buena noticia del informe es que las pymes mantuvieron un uso intensivo de su capacidad instalada. "Durante el primer trimestre de este año la proporción utilizada de la capacidad instalada de planta de las firmas consultadas se ubicó en el 72,1%, ligeramente por debajo del registro de un año atrás (74,4%), aunque igualmente se mantuvo en un porcentaje alto y en línea con el promedio de la industria manufacturera a nivel nacional", destaca el informe.





La política de "devaluar sin devaluación" se compone de una serie de medidas, entre las que se destacan:
* El "cerrojo" a las importaciones. El deterioro de la balanza comercial es un síntoma clásico de un atraso cambiario. En la Argentina, a pesar de la cosecha agrícola récord, las exportaciones no crecen a un ritmo tan fuerte como las importaciones que, en el primer cuatrimestre, con 37%, tuvieron una tasa que triplicó a las ventas al exterior.

La aplicación de trabas al comercio es un remedio clásico cuando se busca el doble propósito de proteger a las industrias más débiles y mantener una fuente de reservas para el Banco Central.

En un principio, se había limitado a los cupos mediante las llamadas "licencias no automáticas". Luego se agregaron medidas antidumping para productos cuyo precio se ubicaba debajo de un determinado nivel y finalmente se aplicó una traba informal consistente en "sugerencias" a las cadenas comerciales para no importar productos en los rubros donde hubiera oferta local.

Esta estrategia fue defendida por la presidenta Cristina Kirchner, quien recordó que prácticamente no hay país en el mundo que no aplique restricciones.

Recent Posts