Páginas vistas en total

10 mayo, 2014

LEGGINGMANIA


Después de volver a analizar el último desfile de Chanel se ve venir: los leggins arrasarán.

Si los combinas con zapatillas deportivas, aunque bordadas, y con una sudadera con punto no te hará falta nada más. 
Lo deportivo, se impone. 

En Chanel los leggings se presentan junto a abrigos maxi y de faldones largos, con camisetas que dejan ver el ombligo, con chaqueta de tweed o por debajo de faldas cortadas. Son estampados (como las medias renacentistas) o de lurex, es decir, que van mucho más allá del leggin negro y la bailarina plana a lo Audrey Hepburn o a lo Leslie Carol. Pueden estar agujereados, rasgados, bordados…

Los leggins, como una media súpertupida, tienen mil posibilidades. Para conseguir un buen efecto lo ideal sería que se mezclaran con tops voluminosos y evitar, en la medida de lo posible los salones de corte clásico y los zapatos de tacón menguante o de carrete. Los leggins funcionan, esos sí, con todos los zapatos escultura que te puedas imaginar. Cuánto más raro sea el zapato (o botín), mejor. Y, claro está, por poder, se puede, pero lo ideal sería prescindir de botas altas, no sea que la cosa acabe en amazona galáctica.

En denim, las JEGGINGS son las que acompañan esta tendencia
La Jegging nace a comienzos del siglo XXI, de la mezcla del skinny jean y la calza.

JEAN + LEGGING = JEGGING



Recent Posts